viernes, 23 de septiembre de 2011

Pérdidas en la Menstruación


Examinaremos aquí las principales características de la menstruación, es decir:

1) su duración;

2) la cantidad de sangre perdida, y

3) el período de tiempo que transcurre entre dos reglas sucesivas.


1) La duración de la menstruación varía mucho de una mujer a otra, pero es casi siempre constante, con ligeras variaciones, en una misma mujer. Habitualmente dura de tres a seis días, siendo sus límites normales de uno a dos como mínimo y de ocho a diez como máximo. La media es, pues, de cuatro a ocho días.

2) La cantidad de sangre perdida se valora en cifras muy variables según los autores. En general se admite una media de 40 centímetros cúbicos, con variaciones entre 9 cm3 y 200 cm3. En la mujer esta cantidad puede ser controlada (con la imprecisión que el método comporta) computando los apositos que utiliza cada día, cuyo número, generalmente, es siempre igual para cada una de ellas. En tal sentido, la cantidad de apositos usados diariamente es de tres a cinco, encontrándose mujeres con escasa pérdida que sólo precisan uno, mientras otras necesitan como máximo siete u ocho. Aunque estas variaciones están ligadas a la capacidad de absorción de los apositos usados, para la mujer que los utiliza no es difícil constatar si la cantidad de sangre perdida varía de una regla a otra.

3) La duración del ciclo menstrual queda determinado por el número de días transcurridos entre el comienzo de una regla y el de la siguiente. Desde muy antiguo se sabe que el ciclo menstrual de la mujer tiene una duración habitual de veintiocho días, pero existen variaciones muy amplias de mujer a mujer, pudiéndose distinguir dos grupos: en el primero los ciclos tienen tendencia a ser cortos (veintiuno a veinticinco días), y en el otro particularmente largos (treinta y cinco a cuarenta y cinco días).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada